BUSCAR

Inicio -> Casal Solleric

Rosa Winkel / ANDRÉS SENRA

Regresamos con esta segunda etapa de Box 27, tras dos años en barbecho, de la mano de Andrés Senra, con un proyecto conceptual y rotundo, relacionado con la simbología del triángulo, en su vertiente más reivindicativa. El triángulo está abierto a muchas interpretaciones simbólicas: es el ojo panóptico, el ojo de Ra, el ojo que todo lo ve, el poder y la divinidad, el orden y el control. Pero también es el cuerpo divergente, el deseo disidente, el estigma del odio, el símbolo de la lucha. El triángulo es una idea hecha luz, es un dibujo geométrico, es la geometría hecha dolor, miedo y rabia. El triángulo es la línea concentrada en la polisemia de un símbolo, es ambiguo, multimedia, hiperreferencial, emotivo, constructor de identidad y señal de diferencia.

En los campos de concentración nazis los homosexuales varones (las mujeres lesbianas eran marcadas con un triángulo negro invertido) eran obligados a coser en sus uniformes un triángulo rosa invertido para dejar clara su condición y diferenciarlos del resto, siendo tratados con mayor crueldad (si cabe) que el resto de prisioneros. A día de hoy se desconoce el número exacto de víctimas homosexuales tanto masculinas como femeninas. Posteriormente en los años 70, colectivos activistas lo adoptan como símbolo de lucha en contra de la discriminación y la homofobia. A principios de los años 80 nace en Nueva York la agrupación Act Up, como un altavoz para visibilizar a las víctimas del SIDA, luchando contra el poder hegemónico y la no exclusión social. No en vano su lema era Silence=Death (Silencio=Muerte), versión corta de "el silencio en torno a la enfermedad equivale a la propagación de la muerte", adoptando el triángulo, subvirtiéndolo y resignificándolo, con el simple gesto de darle la vuelta, con la punta hacia arriba como su "marca". Senra estetiza ese emblema, materializándolo en un neón neominimalista que arroja luz rosa, un artefacto estético, algo formalmente frívolo y banal pero cargado de significados simbólicos para la comunidad LGTBIQ e insignia de lucha constante por esos derechos que van llegando pero nunca del todo, convirtiéndose, así, en un artivista.

Andrés Senra (Rio de Janeiro, 1968) lleva trabajando desde mediados de los años 90. Ha realizado exposiciones individuales como Auslandia en la Fundación Karl Hofer de Berlín (2009), Kommune en Intermediae, Matadero Madrid (2013), Andrés Senra 2003-2013 en la Galería Swinton and Grant de Madrid (2015) y We are here, we are queer en Callao City Lights de Madrid. Ha participado en exposiciones colectivas como Hedonismo Crítico como parte del proyecto de El Palomar + Espai 13 en Fundación Joan Miró de Barcelona. (2016), The 1980´s exhibition en el Van Abbemuseum de Eindhoven (2016) y ¿Archivo Queer? en el Centro Conde Duque de Madrid (2017); por citar algunas. También ha realizado performances como Cosas que Terence koh no me pidió hacer o 20 formas de estar en un sofá. Contribución a la performance colectiva de Terence Koh Lightning Striking at Both Ends of a Thought para feria online Vip art fair. (2012) y Prototipoak Manspreading en Azkuna Zentroa, La Alhóndiga de Bilbao (2017) entro otras. Ha llevado a cabo talleres, charlas, conferencias y ha participado en diferentes residencias alrededor del mundo. Actualmente vive y trabaja en Madrid.
Tolo Cañellas

Duración: desde el 1 de septiembre hasta el 10 de diciembre de 2017.

Lugar de celebración: Casal Solleric - Box 27, cicle de Tolo Cañellas

Lugar de la exposición

Fecha última modificación: 26 de Septiembre de 2017

  

© Casal Solleric Passeig del Born 27. 07012 Palma (Illes Balears) Teléfono: 971722092
Correo electrónico: solleric@palma.cat